¿Qué sucede durante un tratamiento de Radiofrecuencia Facial?

Antes de comenzar con un tratamiento de Radiofrecuencia Facial, es importante que el paciente discuta con el especialista las diferentes razones del por qué desea realizarse ese procedimiento. Asimismo debe está completamente seguro de que este tratamiento le puede ofrecer los resultados que espera una vez completado el mismo, todo lo cual el médico encargado de realizar el procedimiento, debe responder con precisión y profesionalismo. Lo que sucede durante un tratamiento de Radiofrecuencia Facial también implica que el paciente proporcione un historial médico, ya que esto puede ayudar a determinar si es conveniente o no llevarlo a cabo.

tratamientos-contra-acne[1]

Es común que con los tratamientos de Radioterapia Facial, los especialistas requieran que el paciente firme un formulario de consentimiento en el que se manifiesta el total entendimiento de los beneficios y los riesgos potenciales vinculados con el procedimiento como tal. Junto con esto, también se pueden requerir fotografías para hacer la comparación de antes y después de realizado el tratamiento de radiofrecuencia facial.

Procedimiento de Radiofrecuencia

Con el objetivo de eliminar el maquillaje y otras impurezas de la piel, el paciente debe lavar su cara con agua tibia y jabón antes de dar inicio con el procedimiento de radiofrecuencia. Esto es importante ya que de no hacerlo la suciedad y la grasa podrían interferir con la aplicación del tratamiento y en consecuencia reflejarse de forma negativa en los resultados finales. Junto con esto también se suele aplicar una crema anestésica tópica sobre la piel poco antes de dar inicio con el tratamiento, esto es con la intención de adormecer ligeramente la piel.

En base al dispositivo utilizado y el especialista, se puede utilizar una rejilla con tinte sobre la cara para que el médico pueda guiarse con mayor precisión al utilizar el dispositivo de radiofrecuencia. Esto también contribuye a tener una aplicación uniforme e incluso a prevenir la superposición accidental del tratamiento en otras áreas. También es posible que se coloque una almohadilla de retorno auto-adhesiva en el estomago o en la espalda para hacer tierra, usualmente al utilizar dispositivos monopolares.

Junto con lo ya mencionado, un gel de acoplamiento también se puede aplicar sobre el rostro con la intención de formar una barrera adicional entre las capas superficiales de la piel y la pieza de mano del dispositivo. A continuación el especialista comenzará entonces con el tratamiento de Radiofrecuencia Facial sobre el rostro y una vez que este finalice, se aplicará un gel calmante o loción sobre la piel. El paciente entonces sentirá que su piel tiene más fuerza y con mejoras adicionales que serán visibles en los próximos meses.

 

Qué se debe hacer después de un tratamiento de Radiofrecuencia Facial

Conforme se lleva a cabo el tratamiento de Radiofrecuencia Facial, el paciente experimenta breves sensaciones profundas de calentamiento en su piel cada vez que se aplica la energía con el dispositivo de Radiofrecuencia. Estos dispositivos pueden llevar incorporado un “sistema de refrigeración” que tiene la intención de refrescar la piel antes durante y después de la exposición a la radiofrecuencia, precisamente para protegerla del calor y básicamente hacer el tratamiento mucho más cómodo. Desde de que el tratamiento facial ha terminado, realmente no se requieren de cuidados especiales, sin embargo, el médico puede sugerir algunas recomendaciones para evitar inconvenientes.

Por ejemplo, las personas pueden aplicarse ligeramente un calmante o una loción hidratante, así como geles o cremas en la zona del tratamiento. Junto con esto también es posible que el especialista recomiende la aplicación de productos hidratantes o refrescantes de ser necesarios, así como utilizar agua fría para enjuagarse o incluso colocarse bolsas de hielo sobre el área del tratamiento en caso de que se experimente algún tipo de incomodidad.

También es probable que al salir de la clínica y luego del tratamiento, el paciente experimente un poco de enrojecimiento en su piel, cuyo grado estará en función de la intensidad del tratamiento. Esto si bien puede ser poco atractivo para salir en público, la realidad es que se trata de un inconveniente menor que se soluciona con correctores transpirables que se encargan de oxigenar la piel a nivel celular, de tal manera que son adecuados para utilizarlos justo después de haber recibido el tratamiento cosmético con radiofrecuencia.

De hecho muchos especialistas en la piel, incluso terapeutas de belleza utilizan el corrector Lycogel, ya que se trata de la única base que tiene la capacidad de promover la regeneración de la piel dañada después del tratamiento, permitiendo también eliminar esa apariencia rojiza en el rostro. Es importante mencionar que muy pocas clínicas donde se realizan tratamientos de Radiofrecuencia Facial, ofrecen este tipo de productos como parte del propio tratamiento cosmético, lo que significa que si el paciente desea evitar ese enrojecimiento en su rostro, lo más conveniente es que lleve consigo un producto de este tipo que sea capaz de adaptarse a los diferentes tonos de la piel.

Junto con lo ya mencionado, los efectos secundarios también incluyen la hinchazón y las ampollas alrededor de la zona tratada, sin embargo estas suelen desaparecer unos pocos días después del tratamiento, por lo que básicamente solo es necesario ser cuidados en estos aspectos.

IMG_9256[1]

Dudas y respuestas sobre la Radiofrecuencia Facial

La Radiofrecuencia Facial es un tratamiento cosmético que se utiliza comúnmente para tratar la frente, los párpados, las mejillas, el cuello, la mandíbula e incluso la parte media de la cara. Se le considera un procedimiento recomendable tanto para hombres como para mujeres entre los 35 a los 50 años, las cuales no desean someterse una operación quirúrgica. Para aclarar un poco los aspectos principales que involucra este tratamiento, a continuación les presentamos algunas dudas y respuestas sobre la Radiofrecuencia Facial.

dudas despues de la radiofrecuencia

¿Qué tan seguro es la Radiofrecuencia Facial?

La tecnología empleada en la Radiofrecuencia Facial ha sido utilizada en la medicina durante más de 30 años, por lo que se trata de una tecnología de tratamiento clínicamente probada y segura. Muy pocas veces existen efectos secundarios.

¿En cuánto tiempo de ven los resultados?

Una vez concluido el tratamiento de Radiofrecuencia Facial, la piel del paciente se siente con más fuerza y con mejoras significativas en los meses siguientes al tratamiento.

¿Cuantos tratamientos de Radiofrecuencia Facial se requieren?

En base al dispositivo que se utilice para aplicar el tratamiento de Radiofrecuencia Fácil, se recomienda de realizar una sesión cada 1 a 3 semanas, con una media de 6 sesiones en un programa de tratamiento completo. Los especialistas determinarán entonces el curso de tratamientos específicos de acuerdo a las necesidades del paciente.

¿Cómo saber que tratamiento de Radiofrecuencia Facial es para mí?

Esto siempre debe ser una decisión basada en lo que realmente necesita el paciente y considerando por supuesto las diferentes áreas del rostro que se pueden tratar. Por ejemplo, existen tratamientos de Radiofrecuencia Facial para párpados caídos o con apariencia cansada; tratamientos para las líneas de la nariz a la boca; tratamientos para la papada, tratamientos para el doble mentón y el cuello flácido.

¿Quién no debe hacerse un tratamiento de Radiofrecuencia Facial?

Los tratamientos de Radiofrecuencia Facial no están recomendados para personas que tienen una enfermedad de la piel activa o incluso una infección en la zona donde se quiere recibir el tratamiento. Tampoco lo deben realizar las mujeres embarazadas, así como personas que cuenten con algún tipo de dispositivo eléctrico en su cuerpo como el caso de un marcapasos.

¿Son dolorosos los tratamientos de Radiofrecuencia Facial?

Los tratamientos de Radiofrecuencia Facial no son dolorosos e incluso generalmente son bastante cómodos y relajantes. Por ello se trata de uno de los procedimientos cosméticos más populares en la actualidad.

¿Cuál es el costo de un tratamiento de Radiofrecuencia Facial?

El costo de los tratamientos de Radiofrecuencia Facial depende en su mayoría del lugar donde se realice y del tipo de tratamiento aplicado. Existen clínicas donde las personas pueden hacerse un tratamiento de cuello y cara por 400 dólares o incluso pagar paquetes de seis sesiones.

Radiofrecuencia Facial combinada con otras modalidades

Con el avance de las tecnologías, se sabe que cada vez se están produciendo nuevos dispositivos que utilizan la energía de radiofrecuencia en combinación con otras modalidades, a su vez reforzadas por la adición de la radiofrecuencia. Estos dispositivos entonces adquieren una capacidad aun mayor de tratar con éxito una variedad más amplia de tratamientos estéticos en la piel como el caso de la celulitis por ejemplo. La radiofrecuencia facial combinada con tecnologías basadas en luz, tienen un efecto de eliminación del punto focal que la luz usualmente busca.

cavitacion-con-lipolaser~~element16[1]

Por ejemplo, el láser ablativo de dióxido de carbono utilizando en el rejuvenecimiento facial, buscan agua dentro de las capas superficiales de la piel, misma que se caliente y en consecuencia hace que tanto el agua como las capas extremas de la piel se vaporicen. Los láseres ablativos buscan el color como el caso del pigmento de la piel o incluso el color del folículo de cabello en el caso de los tratamientos de depilación.

A través de la incorporación de la energía de la radiofrecuencia a estas tecnologías basadas en la luz se puede tratar el pelo de colores como el caso del cabello rubio, gris o incluso rojo, que previamente no habrían sido lo suficientemente oscuros para los láseres. Algunos de los ejemplos más comunes de dispositivos en donde se combina la radiofrecuencia facial con otras modalidades y que se encuentran actualmente disponibles incluyen:

Synero Ltd. Esta compañía tiene varios dispositivos que son alimentados por una tecnología de energía patentada en donde se combina el uso de la radiofrecuencia bipolar y la energía de la luz.

IPL y RF. Este es otro de los ejemplos de radiofrecuencia facial combinada con otras modalidades, que en este caso representa el uso de la energía de luz pulsada intensa y la energía de la radiofrecuencia bipolar en el mismo dispositivo. La decoloración en rojo y marrón se puede quitar con el uso de este tipo de dispositivos con el mínimo de riesgos, incluso con mejoras en la resolución de las líneas finas y las arrugas.

Diodo láser y Radiofrecuencia. Dispositivos como The Polaris y The Comet, combinan el uso del láser de diodo de 900 nm y la energía de radiofrecuencia a niveles muy altos. Esto agrega un nuevo y más poderoso componente para el rejuvenecimiento de la piel. Este tipo de dispositivos también han probado ser eficaces en el tratamiento de las varices en las piernas y las varices en la cara.

Tipos de Radiofrecuencia Facial

Se ha hablado ya anteriormente acerca de las principales características de la Radiofrecuencia Facial, recomendaciones e incluso los efectos secundarios que conlleva esta técnica. En esta ocasión sin embargo, les queremos comentar sobre los tipos de Radiofrecuencia Facial que existen y que usualmente se emplean para llevar a cabo los tratamientos de rejuvenecimiento facial. Se trata básicamente de dos, la Radiofrecuencia Facial Monopolar y la Radiofrecuencia Facial Bipolar; conozcamos un poco más acerca de estos procedimientos.

Radiofrecuencia bipolar tripolar

Radiofrecuencia Facial Monopolar

La radiofrecuencia Facial Monopolar, también conocida como Unipolar, hace referencia al uso de un dispositivo que tiene un polo o electrodo. En este tipo de radiofrecuencia la corriente que genera el dispositivo fluye a través del cuerpo desde un único electrodo hasta el área en donde se produce el calentamiento del tejido en las capas subdérmicas. Una conexión a tierra o almohadilla de retorno suele utilizarse sobre la parte inferior de la espalda o el abdomen del paciente de tal manera que la corriente fluya a través del cuerpo y a continuación regrese nuevamente al dispositivo, completando con ello el circuito.

Radiofrecuencia Facial Bipolar

A diferencia de la anterior, la Radiofrecuencia Facial Bipolar se refiere al uso de un dispositivo que tiene dos polos o electrodos. En consecuencia, en este caso la corriente que se genera en el dispositivo fluye únicamente a través del tejido que se encuentra entre los dos electrodos sobre la pieza de mano. Estos electrodos inician y cierran el circuito, por lo tanto con la Radiofrecuencia Bipolar, no fluye corriente a través del resto del cuerpo, lo que significa que no es necesario el uso de una almohadilla que haga “tierra”.

Es importante mencionar que en todos los tipos de radiofrecuencia Facial, la resistencia al flujo de corriente en el tejido, es la única responsable de generar el efecto de calentamiento, por lo que los electrodos básicamente solo cumplen su función de conductores.

Recomendaciones

Aun así y debido a que se está utilizando una carga eléctrica, es muy importante que la persona interesada en este tipo de tratamientos cosméticos consulte con el especialista acerca de los posibles riesgos que conlleva el procedimiento, principalmente si se padece de alguna enfermedad cardiaca o incluso si se está utilizando un marcapasos. De igual forma debemos asegurarnos que todo el procedimiento sea realizado por profesionales y en áreas especialmente acondicionadas para ello. Hay que recordar que aunque se trate de una corriente mínima, siempre es mejor tomar las debidas precauciones.

Radiofrecuencia Facial: Efectos Secundarios

Radiofrecuencia ContraindicacionesLa radiofrecuencia es uno de los tratamientos más elegidos justamente por su riesgo prácticamente nulo. Al no haber cirugías y tratarse de un tratamiento, los efectos secundarios están minimizados. No tiene contraindicaciones ni riesgos.

Los aparatos de RF, emiten ondas electromagnéticas, tal como lo hacen los celulares y microondas.

No produce quemazón

Mucha gente cree que es trata de un tratamiento que puede producir quemazón en el rostro, pero no. Lo que produce es una vasodilatación en la zona en en que es aplicado, por lo que el flujo sanguíneo aumenta y, con ello, el aporte de oxígeno y nutrientes en las capas de la piel también aumentan, mejorando su aspecto.

Radiofrecuencia Facial no es igual a la Corporal

En el tratamiento facial los resultados son mucho mas rápidos y evidentes que en la corporal, ya que en el segundo se requiere una constancia mayor.

Es importante que sepas que este tipo de tratamientos si bien no tiene riesgo, no impacta a todas las personas por igual, los resultados varían de acuerdo a cada paciente. Este tratamiento no es cirugía, por lo que tampoco debes creer que es la solución para la juventud eterna.

Es bueno consultar en Internet pero antes de iniciar el tratamiento, debes consultar con un profesional en forma personal. Él sabrá si el tratamiento es para ti o no.  No es recomendable utilizar aparatología de Radiofrecuencia en zona de tiroides, y además tampoco para reducir la bolsa de los ojos.

La Radiofrecuencia facial es para las zonas de arrugas, contorno y ojos. Utilizándola correctamente y bien asesorado por un profesional de la estética, no vais a tener ningún inconveniente.

Radiofrecuencia Facial: Fotos de antes y después

La apariencia es tan importante que los tratamientos de Radiofrecuencia Facial se han vuelto muy populares en los últimos tiempos. Esto es gracias a que son son sesiones poco invasivas y sin peligro para la salud. No es necesario entrar a un cirujano y además las sesiones se pueden incluso a llegar a realizar desde la comodidad de la casa.

Fotos de antes y después de un tratamiento de Radiofrecuencia Facial: Muchas personas que están pensando en la Radiofrecuencia facial como tratamiento para el rejuvenecimiento facial, tienen serias dudas acerca de los resultados que el tratamiento produce. ¿Qué mejor que conocerlo a través de imágenes?

Radiofrecuencia Facial antes y después

Continúa leyendo Radiofrecuencia Facial: Fotos de antes y después

Qué es la radiofrecuencia facial, explicado en video

La Radiofrecuencia facial se ha vuelto muy popular últimamente, es ideal para personas con 35 años o más. Es un tratamiento para rejuvenecimiento. Es conocido como el “lifting sin cirugía”

La radiofrecuencia es aplicable tanto en la cara como en el resto del cuerpo. El tratamiento, realizado por médicos, no es doloroso ni invasivo. Además, se observan resultados desde la primera sesión de radiofrecuencia.

El tratamiento consiste entre 3 y 8 sesiones según cada caso en particular, y las partes del cuerpo que se deseen tratar. La duración de cada sesión también depende la parte del cuerpo, siendo de brazos y abdomen de unos 20-30 , mientras que en otras partes del cuerpo uno 35-40 minutos por sesión

Contraindicaciones de la radiofrecuencia facial

Como ya hemos dicho en muchas ocasiones, la radiofrecuencia facial es hoy en día el método más recomendado para rejuvenecer la piel del rostro y devolverle su firmeza y vitalidad. Al contrario que otros métodos que existen, no requiere cirugía, por lo que el proceso en sí será más seguro y ademas el tiempo de recuperación es prácticamente nulo, pudiendo hacer vida normal desde el mismo día en el que se realiza la sesión. Sin embargo, en algunas ocasiones también puede tener unas ciertas contraindicaciones que es importante conocer antes de decidir someterse al tratamiento, ya que a estas personas podría traerles problemas de salud.

En primer lugar, no está recomendada para aquellas personas que tengan en su cara algún tipo de placa metálica debido a una cirugía de reconstrucción. Tampoco se recomienda para los pacientes que tengan infecciones cutáneas ya que el tratamiento las podría aumentar, o mujeres embarazadas para no poner en peligro el correcto desarrollo del bebé. En estos casos no podrán realizar ninguna sesión de radiofrecuencia facial a no ser que su estado cambie, como sería el caso de que la infección se sanase o cuando la mujer tenga al bebé y ya no esté embarazada.

Contraindicaciones de la radiofrecuencia facial

Por otro lado, también hay algunas personas que pueden someterse a la radiofrecuencia facial, pero se recomienda que lo hagan siempre con el maximo cuidado y bajo la supervisión de su médico. Estas personas son las que tengan alteraciones en los niveles de coagulación de la sangre, los que tengan un marcapasos o los que tengan alguna enfermedad autoinmune, cardiopatía o epilepsia. En estos casos como ya hemos dicho podrán realizarse el tratamiento pero deben estar siempre bien supervisados para poder actuar en caso de que el tratamiento tuviese un efecto agravante sobre su enfermedad.

Estas contraindicaciones de la radiofrecuencia facial se extrajeron de un estudio realizado por el Instituto Maryland Laser entre los años 2002 y 2006 a cientos de personas escogidas aleatoriamente. Por lo tanto, puede considerarse que se trata de resultados fiables.

Si no perteneces a ninguno de los grupos que hemos presentado en los párrafos segundo y tercero, puedes realizarte el tratamiento de radiofrecuencia facial tranquilamente que no te ocurrirá nada. Lo único que puede pasar de forma habitual es un enrojecimiento de la zona que se haya tratado, la cual en la mayoría de los casos suele durar uno o dos días pero en algunas ocasiones puede extenderse hasta una semana, sin que esto signifique que el paciente requiera ningún tipo de tratamiento adicional. En algunos centros recomiendan hidratar la zona tratada cada día durante la semana siguiente. Aunque esto es recomendable hacerlo siempre para mantener la piel en buen estado, realmente no tendrá ningún efecto sobre el posible enrojecimiento, sino que si se recomienda es porque podría ayudar al tratamiento a devolver la firmeza a la piel.

Cuándo empezar con la radiofrecuencia facial

Como ya hemos comentado en otros artículos, la radiofrecuencia facial no es efectiva si la flacidez de la piel del rostro ha pasado ya un cierto umbral, ya que a partir de este punto es muy difícil hacerle retornar su vitalidad sin utilizar cirugía. Por este motivo, muchas personas se preguntan a qué edad deberían empezar con la radiofrecuencia facial para que esto no les ocurra.

Desde el momento en el que nacemos, empezamos a envejecer. El oxígeno del aire oxida nuestra piel, haciendo que ésta día a día vaya perdiendo su elasticidad natural. Sin embargo, a nadie se le ocurriría aplicar la radiofrecuaencia facial a un bebé, ya que su regeneración es todavía muy buena y no requieren de este tipo de tratamientos.

Lo mejor es comenzar con la radiofrecuencia facial cuando se empiezan a ver las primeras arrugas en el rostro, aunque prácticamente no sean visibles. Esto ocurre en torno a los 30 años en las mujeres. Por supuesto, si solamente se quiere usas este tratamiento como prevención, no será necesario hacerlo una vez al mes como cuando se quiere eliminar las arrugas, sino que será suficiente con hacerlo cada 5 ó 6 meses. De este modo la piel del rostro conservará durante más tiempo la firmeza y elasticidad de la juventud.

Cuándo empezar con la radiofrecuencia facial

Las mujeres y los hombres que se apliquen la radiofrecuencia facial a partir de esta edad, verán cómo la aparición de las arrugas será mucho más lenta que en otras personas de su misma edad. Tristemente, no será suficiente para detener por completo el envejecimiento de la piel y que no aparezcan nunca, por lo que las sesiones tendrán que hacerse cada vez más frecuentes para mantener la piel lo más tersa posible. Esto no significa que sea necesario hacerse una sesión al mes durante toda la vida, puede hacerse durante 6 meses, luego descansar un tiempo, hacerlo 6 meses más, etc. Lo mejor es que cada persona encuentre el tiempo que mejores resultados tiene para él o ella.

Si te decides a usar la radiofrecuencia facial a partir de esta edad como prevención y más tarde para eliminar las arrugas, lo más recomendable es que te compres un aparato de radiofrecuencia facial en casa. Para las personas que se quieren hacer un tratamiento puntual solamente para disminuir la flacidez es posible que no salga a cuenta esta inversión, pero si quieres seguirlo durante años sí que vale la pena ya que con el tiempo te habrás ahorrado mucho dinero en las sesiones. Ten en cuenta que una sesión en un especialista cuesta ne torno a 100 euros, mientras que los aparatos para casa de más calidad rondan los 2000 euros.

Por el contrario, si lo que quieres es realizarte la radiofrecuencia facial para devolver firmeza a tu piel la mejor opción es que consultes previamente con un médico o con un especialista. Él podrá decirte si es el mejor momento para hacerlo, si seria más recomendable que esperaras un poco para aprovechar mejor los beneficios o si ya es demasiado tarde y sólo te queda la opción de la cirugía.